El fenómeno ‘Yo fui a EGB’ nos conmueve

Todos los que formamos Weaddit fuimos a EGB, al igual que los seguidores del blog del que hoy hablamos. Un espacio en el que podemos recordar las series que nos hicieron reír, las películas que nos hicieron llorar, los juegos con los que crecimos y las canciones que nos acompañaron en nuestros tiempos mozos.

Javier y Jorge también fueron a EGB. Son las dos personas que se ocupan de recuperar los buenos momentos vividos en nuestra infancia, pero no desde la nostalgia porque, según ellos, “ya no hay nostalgias como las de antes”.

Foto de la portada del blog Yo fui a EGB
A Weaddit nos encanta Yo fui a EGB porque nos hace viajar en el tiempo, pero también porque es un ejemplo claro del buen hacer en la blogosfera. En Yo fui a EGB entienden de vínculo emocional con sus lectores y conocen bien el significado de engagement. Jorge y Javier llevan años en este mundo. Ambos son blogueros de largo recorrido. Javier Ikaz, informático entre letras, tuvo su propio blog de cine independiente y ahora compagina Yo fui a EGB con sus post en La Furgoneta Azul. Jorge Díaz, licenciado en Ciencias de la Información, es creativo de publicidad en su propio estudio de diseño, y escribe desde hace cinco años en varios blogs del grupo Weblogs SL.

Ahora juntos han llevado a la práctica una idea que llevaba rondándoles desde hace tiempo. Tenían claro el nombre pero no cómo darle forma, hasta que hace dos años llegó el momento de la Fan Page. Pronto llegaron a los 10.000 seguidores, lo que ya consideraron “todo un triunfo”, pero ni por asomo se imaginaban que podían llegar a las cifras actuales, mas de 400.000 fans. “Fue justo antes de este verano cuando llegó el boom – nos cuentan – y somos los primeros sorprendidos”.

Después de Facebook llegó el blog, y en solo 3 meses  ya han superado el millón de visitas. Ahora también están en Twitter y no descartan ampliar su presencia en las redes sociales porque “nos gustaría seguir creciendo y poder expandir toda nuestra actividad lo más posible”.

En poco tiempo se han ganado el corazón de toda una generación y parte de alguna otra. La mayoría de sus lectores están entre los 25 y 45 años, pero también les lee gente de mayor y menor edad. Les preguntamos por la clave del éxito y lo tienen claro: los recuerdos unen y hacen comunidad. “En esta época de crisis que nos ha tocado vivir estamos tan hartos del pesimismo, que esa pequeña sonrisa producida por el recuerdo de nuestra infancia se hace necesaria. Nosotros lo único que intentamos es reactivar ese recuerdo”.

Ellos, que también fueron a EGB, mantienen vivos sus propios recuerdos. Twin Peaks y Dire Straits los favoritos de Javier “sin olvidar ese mininibillar que aun anda por casa”. A Jorge le cuesta más decidirse por uno “Leif Garrett y todo el fenómeno fan de finales de los 70 que
heredé de mi hermana mayor, los Barbapapá, el Exin Castillos, el ‘Woodpeckers from Space’ de Videokids, Sigue Sigue Sputnik, las J’hayber…”

Y que sigan los puntos suspensivos en Yo fui a EGB.