Así vivimos iRedes, III Congreso Iberoamericano de Redes Sociales

Comenzamos la semana todavía con la resaca del III Congreso Iberoamericano iRedes celebrado en Burgos. Un congreso en el que se habló de fotografía,  periodismo 2.0,  gastronomía y ocio en las redes sociales y hasta de la inmersión de la iglesia en los Social Media. Un congreso en el que se habló mucho de Twitter, algo de Facebook y poco o nada del resto de plataformas que también tiene presencia en el branding personal y empresarial. Y un congreso en el que los expertos subían y bajaban de un escenario que la organización había preparado para la ocasión en el Palacio de Congresos Forum Evolución, sin caer en la cuenta de que la estructura del edificio impedía tener una buena cobertura y dificultaba la llegada de la señal wifi a los congresistas. Fue la anécdota del encuentro.

Pero, anécdotas aparte, el congreso se celebró y, Sebastián Muriel, vicepresidente de relaciones institucionales de Tuenti, fue el encargado de romper el hielo con una charla en la que habló del proceso de cambio por el que atraviesa ahora la red social más joven del país. Un cambio enfocado hacia la migración al móvil. El patrón de uso de Tuenti ha cambiado. Antes la actividad se producía el sábado o el domingo por la mañana, cuando los jóvenes subían fotos desde la tarjeta de su cámara. Ahora las fotos están en Tuenti segundos después de dispararlas. El móvil ha hecho que todo ocurra a tiempo real.

Sebastian Muriel en iRedes Burgos

Por eso para Muriel el reto está en presentar una App que sea simple y permita un engagement time aceptable. “Si complicas tu App el usuario no pasará tiempo con ella”.

Después entró en escena de forma invisible la presidenta de Aerco-PSM, Manuela Battaglini, encargada de moderar la mesa redonda ‘Estrategias de comunicación y marketing en medios sociales’. Su entrada sirvió para presentar la campaña #MujeresInvisibles de Ayuda en Acción, proponiendo la dinámica que podéis ver en este video.

Pero uno de los momentos más esperados de la primera jornada fue el dialogo que enfrentaba, de manera amistosa, a la periodista Ana Pastor y al humorista Andreu Buenafuente, en el que compartieron con todos los asistentes el uso que ellos dan a Twitter. Buenafuente, con más de un millón followers, reconoció ser un tutitero que pretende mostrarse tal y como es y “si me cabreo, me cabreo”. “Lo uso para ser yo mismo y para saber qué ocurre en mi entorno”, añadió. Por su parte, Ana Pastor, que aparece en el timeline de más de medio millón de personas, se confesó admiradora de la transparencia que ofrecen las redes sociales porque eso incomoda a los políticos. “Que los poderosos se pongan nerviosos me gusta”. No obstante, insistió en que a pesar de que “el periodismo se canaliza a través de Twitter, Twitter en sí no es periodismo” como muchos dicen.

Buenafuente y Ana Pastor en iRedes Burgos
Fuente: iRedes

Otro punto de humor lo puso el CEO de la Agencia 101, Gustavo Entrala, o lo que es lo mismo, el responsable de la presencia del Papa Benedicto XVI en Twitter. “Todo surgió con una carta que enviamos al Vaticano con la misma esperanza que quien envía correspondencia a Cameron Díaz”, señaló Entrala, que aprovechó la ocasión para explicar porqué se habían retirado los tuits del Papa. “Imaginad que empieza a tuitear el Papa nuevo y vemos los tuits antiguos”.

El programa de iRedes contó con varias ‘Charlas Enrededas’ en las que se abordaron diversos temas. Pudimos ver el papel que juegan las redes sociales en el ámbito institucional con el caso de ‘El casting para el Museo más grande del mundo’. Cristina Mateo, responsable de marketing en Fundación Siglo para el Turismo y las Artes, habló de la dificultad que entrama llevar la marca de Castilla y León Turismo a los Social Media, siendo “una institución de los de dentro, pero también de los de fuera”. Y nos mostró algunas de las acciones que se han llevado a cabo, entre ellas el último concurso con Jesús Calleja.

Cristina Mateo en iRedes Burgos
Fuente: iRedes

Conocimos también el funcionamiento de Fundéu BBVA, que trabaja por el buen uso del lenguaje en los medios de comunicación y en los medios digitales en general, porque ¿hacen los medios digitales que escribamos peor? Con esa pregunta comenzó la ponencia Judith González Ferrán, responsable del manual de estilo para los nuevos medios de Fundéu, y se respondió a sí misma, “lo que sí consiguen es que escribamos”. Por eso Fundéu se propone que nos comuniquemos de la mejor manera y ofrece un servicio de ayuda, las 24 horas del día, a través de los social media, para resolver dudas linguísticas.

El debate más “polémico” fue el que planteaba la mesa redonda ‘Por qué y cómo se hacen virales las cosas’.  Todos los asistentes esperábamos que nos desvelaran el secreto jamás contado y, sin embargo, terminamos la charla haciéndonos la misma pregunta. De hecho, para Ricardo Galli, fundador de Menéame, no hay influenciadores que consigan viralizar contenido, sino que más bien es la necesidad del ser humano de ser influenciado la que hace que algo sea viral. ¡Ahí queda eso!

Ponencia sobre contenido viral en Internet

Y mucho más tras el hashtag #iRedes. La gastronomía en la blogosfera de la mano de Txaber Allué, alias El cocinero fiel, que nos desveló algo que ya sabíamos. La comida gusta en las redes sociales, y mucho. Eso ha hecho que ahora haya más prescriptores, porque ya no critican solo los críticos, cualquier usuario puede hacerlo.

Conocimos Gonzoo, un medio digital para jóvenes que nació hace tan solo dos meses y al que parece se le depara un buen futuro. Nos sumergimos en el uso que da Atresmedia  Digital (hasta ahora conocido por Grupo Antena 3) a las redes sociales, con una acertada segmentación de su público en un total de 82 perfiles. Y se habló de libertad y de la falta de ella. La bloguera cubana Yoani Sánchez explicó su peculiar forma de tuitear a través de mensajería móvil, dado el difícil acceso a Internet, por no decir prácticamente inexistente, al que tiene que enfrentarse en Cuba.

Trás el dialogo que la “tuitera sin Internet” mantuvo con el periodista José Luis Orihuela se procedió a la clausura del evento con la entrega de los premios iRedes que este año recayeron en la organización Change.org y los periodistas Mario Tascón y Ander Izagirre.

Y con eso, hasta el próximo año.

¿Y tú? ¿Estuviste en iRedes? ¿Qué te pareció? ¿Qué ponencia te resultó más interesante? ¡Comparte tu experiencia con nosotros!

 

Habemus Papa, Habemus Twitter

Portada del Canal de Twitter del Papa

No sabemos si cosechará el éxito esperado, pero lo que está claro es que el nuevo canal de Twitter del Papa Benedicto XVI fue ayer sin ninguna duda el más visitado de la jornada. Eran las doce del mediodía y  medio mundo esperaba con ansia el envío de ese primer tuit que relataba, en 10 idiomas, lo siguiente: “Queridos amigos, me uno a vosotros con alegría por medio de Twitter. Gracias por vuestra respuesta generosa. Os bendigo a todos de corazón” . Tres horas después ya había un total de 5 tuits. Parece que lo cogió con ilusión.

La pregunta que nos hacemos es ¿está el target del Vaticano en Twitter? Pues parece que sí, puesto que en menos de 10 horas el canal español contaba ya con 227.000 seguidores, solo superado por el de lengua inglesa que suma ya casi 800.000. No sabemos si por el morbo que genera la novedad o porque realmente hay mas feligreses de los que esperamos en la red.

El caso es que la expectativa ahí estaba. Bajo el hashtag #primerTuitdelPapa muchos fueron los comentarios tuiteros que se lanzaron.

Tuits sobre el Papa

Aunque en realidad esto de que la Iglesia dé el salto al 2.0 no es ninguna novedad. Los arzobispados, hace tiempo ya que empezaron a evangelizar por las redes sociales. Los de Valencia y Oviedo, por ejemplo, están en Twitter pero también en Facebook, y otros tantos arzobispados latinoamericanos  también se han sumado a la moda de los 140 caracteres.

Pero al parecer hay una explicación, puesto que Pablo VI en 1975 escribió en la ‘Evangelii nuntiandi’ que “la Iglesia debería experimentar el sentido de culpabilidad  si no utilizara todos los medios que pone la tecnología a su alcance para anunciar el Evangelio”. Dicho y hecho.

Lo que sabemos por ahora es que, aunque Su Santidad no tuiteará personalmente, sí decidirá todo lo que se tuitee. Su estrategia, o más bien la de la Agencia española 101 que será la encargada de gestionar sus cuentas, es la de no agobiar a los tuiteros, tener una gran capacidad de síntesis y hacer notar la empatía que tiene el Papa con las cosas que suceden en el mundo.

¿Y ahora, cuál es el futuro? ¿Conseguirá el pontífice el engagement sufuciente como para situarse entre las diez cuentas de mayor éxito en Twitter?¿Qué opinas?

El fenómeno ‘Yo fui a EGB’ nos conmueve

Todos los que formamos Weaddit fuimos a EGB, al igual que los seguidores del blog del que hoy hablamos. Un espacio en el que podemos recordar las series que nos hicieron reír, las películas que nos hicieron llorar, los juegos con los que crecimos y las canciones que nos acompañaron en nuestros tiempos mozos.

Javier y Jorge también fueron a EGB. Son las dos personas que se ocupan de recuperar los buenos momentos vividos en nuestra infancia, pero no desde la nostalgia porque, según ellos, “ya no hay nostalgias como las de antes”.

Foto de la portada del blog Yo fui a EGB
A Weaddit nos encanta Yo fui a EGB porque nos hace viajar en el tiempo, pero también porque es un ejemplo claro del buen hacer en la blogosfera. En Yo fui a EGB entienden de vínculo emocional con sus lectores y conocen bien el significado de engagement. Jorge y Javier llevan años en este mundo. Ambos son blogueros de largo recorrido. Javier Ikaz, informático entre letras, tuvo su propio blog de cine independiente y ahora compagina Yo fui a EGB con sus post en La Furgoneta Azul. Jorge Díaz, licenciado en Ciencias de la Información, es creativo de publicidad en su propio estudio de diseño, y escribe desde hace cinco años en varios blogs del grupo Weblogs SL.

Ahora juntos han llevado a la práctica una idea que llevaba rondándoles desde hace tiempo. Tenían claro el nombre pero no cómo darle forma, hasta que hace dos años llegó el momento de la Fan Page. Pronto llegaron a los 10.000 seguidores, lo que ya consideraron “todo un triunfo”, pero ni por asomo se imaginaban que podían llegar a las cifras actuales, mas de 400.000 fans. “Fue justo antes de este verano cuando llegó el boom – nos cuentan – y somos los primeros sorprendidos”.

Después de Facebook llegó el blog, y en solo 3 meses  ya han superado el millón de visitas. Ahora también están en Twitter y no descartan ampliar su presencia en las redes sociales porque “nos gustaría seguir creciendo y poder expandir toda nuestra actividad lo más posible”.

En poco tiempo se han ganado el corazón de toda una generación y parte de alguna otra. La mayoría de sus lectores están entre los 25 y 45 años, pero también les lee gente de mayor y menor edad. Les preguntamos por la clave del éxito y lo tienen claro: los recuerdos unen y hacen comunidad. “En esta época de crisis que nos ha tocado vivir estamos tan hartos del pesimismo, que esa pequeña sonrisa producida por el recuerdo de nuestra infancia se hace necesaria. Nosotros lo único que intentamos es reactivar ese recuerdo”.

Ellos, que también fueron a EGB, mantienen vivos sus propios recuerdos. Twin Peaks y Dire Straits los favoritos de Javier “sin olvidar ese mininibillar que aun anda por casa”. A Jorge le cuesta más decidirse por uno “Leif Garrett y todo el fenómeno fan de finales de los 70 que
heredé de mi hermana mayor, los Barbapapá, el Exin Castillos, el ‘Woodpeckers from Space’ de Videokids, Sigue Sigue Sputnik, las J’hayber…”

Y que sigan los puntos suspensivos en Yo fui a EGB.

Judith Jauregui: “Yo soy mi propia Community”

Con 27 años tiene una carrera prometedora en el mundo de la música y parece que también en los Social Media, puesto que ella misma autogestiona las plataformas de su marca personal. Judith Jauregui lleva años haciendo sonar su piano por el mundo entero para trasladar su mensaje. Quiere acabar con ese estereotipo de que la música clásica es elitista cuando en realidad “está hecha para todo el mundo”, porque “la música es arte y cultura y eso no es para unos pocos”.

Y así es como esta donostiarra aterrizó en la red con el objetivo de llevar su mensaje al mundo. Después de su WebSite, comenzó un blog que lamenta haber tenido que dejar a un lado. Su perfeccionismo requería dedicar un tiempo del que no dispone y, por eso, buscó otras alternativas. Actualmente tiene una Fan Page con 837 seguidores y un perfil en Twitter con más de 500, además de un canal de YouTube con una quincena de videos y casi 21.000 reproducciones.

Judith Jauregui es muy consciente de la importancia que tienen hoy en día las redes sociales, que ella misma define como “la puerta más grande del mundo” y, por eso, lleva su particular estrategia en Social Media. Lo hace por intuición, porque le gusta estar cerca de los demás y hacerles llegar la pasión que siente por cada cosa que hace. Generar engagement no le supone ningún problema, lo lleva en la sangre, y no le ha resultado complicado establecer un vínculo emocional con sus seguidores porque le sale solo. Reconoce no ser ninguna experta en redes sociales, pero es autodidacta y lleva un orden a su manera. “Me preocupa no saturar así que controlo bastante los timings

Judith está contentísima con su experiencia en la red, y satisfecha con los resultados. Hasta tiene alguna que otra anécdota. En una ocasión, un seguidor le pidió en Twitter que al final de un concierto al que iba a asistir en Valladolid tocara una lenta a cambio de una flor, y ella le retó a que subiera al escenario. El día de la actuación Judith tocó la canción y el tuitero le entregó la flor en el escenario, tal y como se lo había prometido. “Es gratificante conocer cara a cara en tus conciertos a esas personas con las que interactúas a través de las redes”.

Judith tiene fans, pero ella también es fan. Sigue a músicos y directores de orquesta, pero sigue sobre todo a medios de comunicación y admira el trabajo 2.0 de Radio Clásica, especialmente en Twitter a través de concursos y la generación de hashtags propios.

Le preguntamos si se ha planteado delegar la dinamización de sus redes tal y como hacen muchos personajes de carácter público y nos contesta con un rotundo no. Tiene un equipo de prensa que se ocupa de las acciones de comunicación y de vigilar su reputación online, pero asegura que, al igual que nadie responde por ella en las entrevistas, nadie debe interactuar con sus seguidores, aparte de ella. Por eso Judith es y seguirá siendo su propia Community.