¿Cómo tiene que ser nuestra landing page o página de destino?

La página de destino, landing page o página de aterrizaje es primordial en toda estrategia publicitaria. No podemos decir que tenemos el mejor producto o servicio si luego, cuando dirigimos a los usuarios a nuestra página web, no encuentran el producto, no saben cómo contactar con nosotros o no saben cómo comprar. Es un usuario cuyas expectativas no hemos cubierto y, por lo tanto, será una compra frustrada. Un cliente menos. Por eso, debemos prestar especial atención a nuestras páginas de destino.

avión aterrizando

Para no perder esos potenciales clientes,  en una campaña de publicidad de pago por clic, revisamos que cada landing page tenga las siguientes características:

Continúa leyendo ¿Cómo tiene que ser nuestra landing page o página de destino?

Atención al usuario en las redes sociales

Muchas empresas se plantean la misma duda: “¿Qué tengo que contar yo en las redes sociales?” Pues probablemente mucho, solo tienes que conocer a tus clientes, saber qué les interesa para poder dárselo. Y para eso están las redes sociales. El entorno 2.0 va más allá de publicar contenido unidrostros de personasireccionalmente.

De hecho, un estudio reciente de la plataforma Spredfast indica que el contenido engendrado por las marcas en las redes sociales tiene su origen en la generación de conversación, es decir, en las preguntas y quejas que realizan los usuarios, y en las respuestas que tú como marca les das.

En definitiva, las redes sociales nos permiten conocer más a nuestro público objetivo, descubrir lo que les gusta, lo que necesitan, lo que quieren que les ofrezcamos. Pero lo más importante es que las redes sociales nos ayudarán a mejorar el trato con nuestros clientes. Los tradicionales teléfonos de atención de una empresa ya no suenan tanto como antes.

Esto es así desde que las redes sociales existen. Y lo comprobamos a diario, al gestionar las redes sociales de nuestros clientes, marcas de sectores muy dispares y con públicos objetivos muy distintos, pero siempre con algo en común. A los usuarios nos resulta más cómodo hacer una consulta lanzando un tuit  y no llamando por teléfono como lo hacíamos hasta ahora, y preferimos enviar un mensaje privado en Facebook antes  que enviar un email.  Nos hemos acostumbrado a que las redes sociales sean nuestra vía de comunicación para todo: para resolver dudas, para realizar sugerencias y para quejarnos.

Este último apartado, las quejas, es el que más asusta a las empresas, cuando en realidad es el que más puede aporta a nuestro posicionamiento de marca, si lo hacemos bien claro. Nuestro objetivo debe ser el de estar ahí para responder y actuar ante una queja, puesto que si la atendemos correctamente y damos una solución al usuario, inmediatamente será un cliente satisfecho que nos reportará una buena imagen de marca.

Por eso, es muy importante reaccionar con rapidez ante cualquier comentario de los usuarios, sea una queja, una consulta o una sugerencia. La mayoría de las empresas responden a sus clientes en el mismo día, sin embargo, esto no es suficiente. Los usuarios somos impacientes por naturaleza, y esperamos que se nos responda en un plazo mínimo de una hora. Así lo dicen las estadísticas.

Teniendo esto en cuenta, se hace imprescindible dotarnos de una guía, un protocolo de actuación que nos permita actuar con eficacia ante cualquier comentario negativo o positivo.

De ahí que digamos que las redes sociales son mucho más que un canal de comunicación para hacer llegar a nuestros clientes nuestras promociones y ofertas. Así que cuando te plantees por qué debo estar en las redes sociales piensa si tu empresa necesita de un canal de atención al cliente. Si es así, no olvides que Internet se ha convertido en la primera opción para canalizarlo.

Qué es el Marketing de Contenidos

Oímos hablar del marketing de contenidos como algo clave para triunfar en Internet. Pero ¿sabemos en qué consiste esta técnica? Y lo que es más importante ¿qué hay de cierto en que el marketing de contenidos nos hará triunfar en Internet? En realidad, más de lo que podéis imaginar y a continuación veréis por qué.

marketing de contenidos

Cuando hablamos de visibilidad web es importante que contemplemos una estrategia SEO que nos permita tener un site optimizado para los buscadores. Pero ¿de qué nos sirve tener un coche sin gasolina? Lo mismo ocurre con nuestro website. Por mucho que tengamos nuestras landing page preparadas y optimizadas con nuestras palabras claves nada estaremos consiguiendo si no generamos contenidos susceptibles a ser encontrados por nuestro público objetivo. Y en eso consiste el marketing de contenidos, en tener un site vivo que actualicemos con frecuencia, pero no de cualquier manera.

Continúa leyendo Qué es el Marketing de Contenidos

Cómo gestionar el multilingüismo de una web: Marcados Alternate

Si la internacionalización forma parte de tu estrategia empresarial, el multilingüismo será un apartado al que dedicarle tiempo a la hora de trabajar tu presencia online. ¿Puedo segmentar los mensajes corporativos? ¿Cómo puedo conseguir un buen posicionamiento en todos los países donde tengo mercado? ¿Es posible hacer una estrategia SEO en todos los idiomas en los que se comunica mi marca?

Esas son las preguntas que a más de una empresa le supone verdaderos quebraderos de cabeza. Está claro que no es fácil llegar a todos los mercados, pero tampoco imposible. Hay muchas aspectos sobre los que trabajar en el SEO internacional, pero hoy abordaremos solo una de esas patas que sujetan una estrategia global de visibilidad internacional, una que consideramos imprescindible, se trata de los marcados alternate.

contenido en diferentes idiomas
© waypaut

Continúa leyendo Cómo gestionar el multilingüismo de una web: Marcados Alternate

Cómo encontrar a tus influencers

Localizar inlfuencers para tu marca y la planificación de acciones con ellos, es una pata casi imprescindible en cualquier estrategia online, por muchos motivos. Para empezar, el hecho de que nos mencionen en otras webs o blogs de renombre en nuestro sector, no solo nos dará relevancia sino que además estará mejorando el posicionamiento de nuestro site por el hecho de conseguir enlaces de calidad. Por otro lado, no hay que olvidar que los medios sociales son como “la plaza del pueblo” donde lo que funciona es el boca a boca. Y si alguien en quien los usuarios confían te recomienda… habrás ganado muchos puntos.

Por eso, la búsqueda de influencers es uno de los servicios que ofrecemos desde Weaddit, por lo mucho que este tipo de acciones puede aportar a tu marca y por tratarse de una tarea más compleja de lo que a primera vista parece.

No podemos plantear acciones con bloggers a la ligera. Ya hemos hablado de ello en alguna ocasión insistiendo en lo importante que es tratar cada caso de forma independiente y no abordarles a la primera de cambio. Hay que establecer primero una relación online, para que ésta nos lleve a buen puerto.

Pero antes de poder establecer contacto primero hay que localizar esos posibles embajadores de nuestra marca. ¿Cómo? Con una ardua investigación que pasa por la combinación de diferentes herramientas.

No existe la herramienta perfecta. Algunas pueden ayudarte a encontrar personas vinculadas a tu producto y otras a conocer la relevancia que tienen en los social media. Pero conviene consultar varias y contrastar datos. Os enumeramos, a continuación, algunas que pueden ser útiles.

  • Twellow: Es un directorio de tuiteros, una especie de páginas amarillas para Twitter. Con Twellow podrás buscar usuarios de twitter por categorías. La misma herramienta clasifica los usuarios siguiendo las definiciones de sus biografías, en función de las palabras claves que se hayan utilizado. (por eso es tan importante tener un buena bio)
  • Technorati: Se trata del buscador de blogs más consultado que puntúa según referencias. Cuantos más enlaces mejor ranking tendrás en technorati. También puedes hacer búsquedas por categorías
  • Klout: A través de un número que va de 0 a 100, Klout mide la influencia social de los usuarios a través de sus perfiles en redes sociales. Para establecer esa cifra utiliza factores lo seguidores de twitter, los fans de Facebook, las recomendaciones en Linkedin, los compartidos de Foursquare, etc.

 

Pero, una vez localizados los posibles influencers, ¿cómo sabemos cuál puede ser un buen aliado para nuestra marca? Para ello se hace necesario realizar un profundo análisis de su presencia digital: si tiene comentarios en el blog, cómo y con quién interactúa en las redes sociales, qué tipo de contenido suele publicar, con qué frecuencia, etc.

Y desde luego, imprescindible conocer a la persona que hay detrás. No olvidemos que no se trata de pedir, sino de ofrecer. Tenemos que hacer que hablen de nosotros pero ofreciendo algo de valor, y no nos estamos refiriendo a cuestiones materiales, también lo intangible puede aportar valor a un blogger o un tuitero. Se trata de que consiga algo y no tenga la sensación de que regala, sino de que intercambia.

Y ahora ¿está tu empresa lista para emprender acciones con influencers?

 

Cómo conseguir una buena reputación online

Las empresas se preocupan cada vez más por trabajar su imagen de marca en Internet y, con razón, porque “lo que dice Internet va a misa”. El problema es que muchas veces no se entiende que lo que hay que trabajar no es solo  la marca en Internet, sino la  marca de manera global.

Cuando hablamos de reputación online nos referimos a la visión digital que tienen los usuarios de la marca, pero será un reflejo de la propia reputación offline. Esta fue una de las cuestiones de las que se habló largo y tendido en el Congreso Web que se celebró hace un par de semanas en Zaragoza y del que ya hemos escrito en este blog.

Jorge González, fue uno de los ponentes que trató el tema y lo dijo bien claro: “La reputación online es reputación. Crear marca y hacer las cosas bien es lo primero

No podemos esperar que se hable bien de nuestra empresa en la red si estamos llevando a cabo acciones que no se merecen el respeto del usuario, ni siquiera en el offline, y es que reputación solo hay una. Continúa leyendo Cómo conseguir una buena reputación online

¿Para qué sirve LinkedIn?

¿Por qué tengo que estar en LinkedIn si ya tengo trabajo? Esta es una pregunta que con frecuencia nos hacen nuestros clientes. Una cuestión que, todavía, parece no estar demasiado clara en el sector empresarial, puesto que existe la percepción de que LinkedIn es un simple contenedor de curriculums al que pueden acceder los departamentos de recursos humanos cuando tienen la necesidad de seleccionar personal. Nada más lejos de la realidad, pero resulta que LinkedIn es mucho más que eso.

LinkedIn es una herramienta perfecta incluso para quien tiene un puesto de trabajo estable del que, en principio, no tiene ninguna intención de desprenderse. Es perfecta para grandes directivos, para autónomos o para empleados. Te permite localizar proveedores, distribuidores, posibles colaboradores y potenciales clientes. LinkedIn es, en definitiva, una red profesional ideal para hacer negocios.

Estrechar la mano, hacer negocios

No debemos olvidar que facilita la indexación en Google y que, además, es un potente buscador que, por cierto, está experimentando mejoras para ofrecer resultados más “inteligentes y racionales“. LinkedIn asegura que en el último año se realizaron más de cinco mil millones de búsquedas, lo cual significa que si no estás, puedes perderte muchas oportunidades de negocio.

Pero de nada sirve estar, si no lo hacemos correctamente. Por eso es tan importante optimizar al máximo nuestro perfil en LinkedIn. Debemos completar todos los apartados utilizando palabras claves en cada uno de ellos. Tu ‘Formación’ y ‘Experiencia’ profesional, un ‘Extracto’ que resuma tu trayectoria, ‘Idiomas’, etc. El más importante, el ‘Titular’. Tienes 120 caracteres para definirte de la manera que quieres que te encuentren. Además, habrá que enlazar los diferentes centros en los que te has formado y las empresas en las que has trabajado. De esta forma, ganaremos visibilidad dentro de la plataforma y nuestra red de contactos se ampliará.

Pero la verdadera fuerza de LinkedIn reside en los grupos de debate, ahí es donde se cuecen los negocios. Podrás intercambiar opiniones, compartir artículos y lanzar preguntas. Pertenecer, de forma activa, a grupos relacionados con tu sector te otorgará cierta reputación, pero de nuevo ampliará tu red de contactos, puesto que podrás contactar con todos los miembros de los grupos a los que perteneces.

Es importante también mantenerte activo, tus actualizaciones te darán visibilidad. Cualquier modificación en el perfil, recomendar o responder un debate, nuevos contactos… todo aparecerá en el muro de tus contactos y eso hará que estés vivo en LinkedIn.

Y como siempre, al igual que en cualquier red social, deberás tener clara tu estrategia. La tuya y la de tu empresa a la que también deberías darle presencia. Podrás crear una página de empresa en la que compartir tus productos y servicios, pero sobre ello profundizaremos en otra ocasión.

Por ahora, primer paso, tener tu perfil de LinkedIn bien optimizado ¿A qué estás esperando?

Quiero montar una tienda online ¿Qué hago?

teclado de ordenador

Para algunas empresas dar el salto online puede significar la conversión de su pequeño negocio en un E-commerce. Pero antes de dar cualquier paso hay que usar la cabeza. Hay muchas opciones a la hora de poner en marcha una tienda online. Podemos optar por un gestor de contenidos como Magento, Prestashop o incluso WordPress, o bien elegir plataformas ya existentes como Etsy en las que poder crear tu propia tienda y subir tus productos. Pero todo dependerá de las necesidades del comercio, del volumen de sus productos y sus ventas y de los objetivos que persiga.

Magento es uno de los CMS más potentes y más utilizados puesto que ofrece prestaciones que no todos los gestores de comercio electrónico tienen. El problema que tiene es su complejidad. Requiere tener ciertos conocimientos de programación que no todo empresario tiene y, si finalmente la tienda online pasa a autogestión, no es recomendable. No obstante, es perfecta para grandes empresas o para usuarios con los conocimientos necesarios para manejar la herramienta sin problemas. Prestashop es muy similar a Magento pero con un manejo mucho más sencillo y por tanto más fácil de gestionar. Además tiene la ventaja de poder añadir plugins que mejoren la web a tu antojo como, por ejemplo, el plugin social que permite a los usuarios realizar comentarios.

Entre todos los gestores de contenidos, el más sencillo es WordPress que también permite crear nuestra propia tienda virtual tan solo añadiendo unos plugins de venta online. Lógicamente las comparaciones son odiosas y las prestaciones de WordPress no son equiparables a las de Prestashop y Magento. Sin embargo, ésta es una muy buena opción para aquellos negocios sin grandes pretensiones que desean entrar en el comercio electrónico y no requieren de las opciones avanzadas de otros CMS.

Aquí vemos un ejemplo de tienda virtual en WordPress, la del fotógrafo Pablo Guiroy

Tienda online de Pablo Guiroy

Para ello WordPress ofrece plantillas específicas para la venta online y algunos plugins especializados como el WP E-commerce, eShop o YigoShop.

También podemos encontrar otras opciones. Plataformas como Xopie o Palbin te lo dan prácticamente todo hecho. Permiten crear tu tienda, con 30 días de prueba gratis, y ver cómo funciona el negocio online antes de invertir grandes presupuestos en una web.

Y si por el contrario prefieres crear de cero tu tienda virtual, también puedes hacerlo. Como ejemplo, esta tienda online desarrollada por Wegetit. Se trata de Idoki, un fabricante de dermocosméticos naturales que con su propio CMS oferta sus productos a través del comercio electrónico.

compra online de productos Idoki

Y después de ver la oferta de la red ¿Ya sabes cuál es la opción que más te conviene?

 

 

Analiza tus fuentes de tráfico, valóralas y optimiza tus esfuerzos.

Para decidir qué acciones o fuentes de tráfico son verdaderamente efectivas es necesario medir las fuentes de tráfico y diferenciar qué tipos de visitas son las que mejor responden a nuestra estrategia. De esta manera, podremos dedicar los recursos donde sea necesario para así optimizar nuestra estrategia web.

Existen cuatro grupos de fuentes de tráfico, y en ellas están clasificadas todas las visitas que recibe nuestra web. Podemos agrupar las visitas por:

  • Tráfico directo
  • Tráfico de búsqueda
  • Tráfico de referencia
  • Campañas

Si la herramienta o las acciones que hemos llevado acabo no están bien etiquetadas y la herramienta de analítica web no está bien configurada, el tráfico recibido no será bien identificado. Por lo tanto, no podremos definir cuál de nuestras fuentes ofrece mejores resultados, no sólo en cuanto a la cantidad de visitas, sino por la calidad de las mismas, pudiendo analizar el porcentaje de rebote, tasas de conversión, leads conseguidos, coste por visita… y todo siempre controlando la procedencia de las mismas.

De esta manera sabremos donde destinar nuestros recursos conociendo facilmente la efectividad de las visitas SEO, SEM, E-mail marketing, Social Media… optimizando las que funcionan y el coste que se les asignan para conseguir mejorar la conversión de nuestros objetivos. Por cierto, ¿tenéis bien configurados los objetivos de vuestra web, verdad?

Qué es la reputación online y cómo perderla

Cuando hacemos una búsqueda en internet sobre una empresa, producto, servicio, persona… podemos encontrarnos con buenas o malas referencias de la misma. La reputación online es, en definitiva, cómo nos ven o nos valoran nuestros clientes o usuarios y cómo lo muestran en internet. Para no perder nuestra reputación online, es importante que como empresa mantengamos una compostura ante nuestros usuarios.

Te damos unas pautas:
-

  • Estar en Redes Sociales supone actualizarlas y hacerlo bien, con los mismos criterios que se siguen en los demás medios. Sabiendo diferenciar la cuenta de empresa de las particulares y no olvidarse que las redes sociales son personas. Nos daría mala imagen o una reputación online negativa no actualizar nuestros perfiles o llevar a cabo una mala dinamización.
  • Hablar solamente consigo mismo, realizar un monólogo, no responder a los usuarios que nos preguntan, hacerlo tarde y promocionar solamente nuestra empresa, provoca gran desconfianza y mala reputación.
  • Medir lo que estamos haciendo y tomar medidas en base a lo que está aconteciendo. Si no monitorizamos nuestras acciones y lo que dicen de nosotros en internet, no podemos saber si las acciones son adecuadas ni qué es lo que el usuario está demandando.
  • Copiar contenidos ajenos o crear contenidos pobres. Genera desconfianza en la empresa y en las publicaciones posteriores.
  • Realizar publicidad engañosa. Esto penaliza ante los usuarios y genera desconfianza, difícil de limpiar.
Tener en cuenta estas premisas y un responsable de nuestra comunicación en internet con la formación adecuada es absolutamente necesario para cuidar nuestra reputación online.

¿De verdad que puedo saber que personas abren mis campañas de email?

Todos los envíos y comunicaciones que se hacen por email, e-mail marketing,  tienen su función, unas veces es para informar a tus clientes, otras para captar nuevos clientes, otras para vender un producto, otras para ofrecer un servicio… pero todas tienen en común que pueden responder a muchas preguntas.

La suerte que tenemos con las acciones de email marketing que realizamos hoy día, es que todo lo que se nos ocurra preguntar puede tener respuesta si la acción se ha hecho con cabeza y se ha utilizado una buena herramienta de envío de emails (que por cierto, no son nada caras)

Muchas veces me han preguntado si es cierto que podemos controlar qué usuarios abren los envíos de email marketing que realizamos, y la respuesta es que sí, esto suele dejar con la boca abierta a muchos de ellos. Lo cierto es que sabemos quien los abre, que enlaces ha clicado, si lo ha reenviado, horarios de apertura…

Pero como siempre decimos, el éxito de estas acciones está en analizar los datos que las herramientas nos proporcionan; ¿Ha cumplido los objetivos? ¿Qué podemos mejorar? ¿Hacemos un test de éxito? ¿Qué horario es el mejor para enviar newsletters?… Así, podremos aprovechar estos datos para que en las siguientes comunicaciones mejoremos la conversión y cada vez tengamos campañas de emailing más perfectas.