¿La TV en Twitter, o Twitter en la TV?

Antes nos sentábamos a ver la televisión, pero ahora la miramos de reojo con el ordenador delante. Navegamos en la red mientras tenemos puesto el informativo, una película, la última temporada de esa serie que está pegando fuerte o un late night. Hace unos años comentábamos la programación, fuera cual fuera, con quien nos acompañara en el sofá en esos momentos: nuestros padres, nuestra pareja, el grupo de amigos que ha venido a cenar a casa… Pero ahora lo compartimos todo con la red. La televisión ha cambiado y ahora está completamente integrada en los Social Media, y el caso más llamativo es el de Twitter. No hay programa que a día de hoy no tenga su propio hashtag, y si no lo tiene, ya se encargarán los tuiteros de que lo tenga.

“El Hormiguero” de Antena3 es uno de los 6 programas más populares en Twitter y genera todos los días un hashtag con el nombre de su invitado al que le añade EH (#AnaPastorEH, #AlejandroSanzEH) y que, en función del interés que despierte, llega a ser trending topic muchos días. Otro ejemplo es “El Intermedio”, de La Sexta, que incluso tuvieron una sección llamada “Sin tweets no soy nada”, en el que cada semana retaban a los espectadores a seguir a nuevos usuarios con un hashtag concreto.

También los concursos se suman a la plataforma de los 140 caracteres. Así ocurrió con el “Número 1” en el que la organización obligó a cada concursante a crearse un perfil en Twitter, y cada uno tenía además su propio hashtag.

O más recientemente, “Lo sabe no losabe”. El concurso que se emite actualmente en Cuatro es @Losabenolosabe y además del hashtag #LSNLS tiene otro segundo #preguntamolona, a través del cual los espectadores pueden participar enviando preguntas que luego se harán a los concursantes, con el aliciente para el usuario de escuchar su nombre en televisión.

Las películas o las series también se suben al carro, y continuamente son comentadas en Twitter a través de los hashtags que ellas mismas anuncian de antemano en pantalla.

¿Hace esto que no prestemos tanta atención a lo que nos muestra la pequeña pantalla? Parece ser que no, y parece que los productores lo saben, porque son los propios programas los que hacen llamadas de atención hacia las redes, conscientes de que de esta manera logran mayor visibilidad, online y offline. De esta forma los espectadores interactúan, pueden hablar sobre los programas, formar parte activa de los mismos. Twitter especialmente pero también el resto de plataformas han hecho de la televisión un medio más social que ha dejado de ser estático.

¿Es sólo el principio? ¿Asistiremos a la transformación de la televisión en un medio más interactivo? La televisión social está en marcha.